viernes, 5 de diciembre de 2008

Rubén Pérez Trujillano en el IES "El Getares".

Ana, Jesús y yo.


Ayer jueves 4 de diciembre, di mi primer recital en las Jornadas de Lectura que ha organizado el IES "El Getares" (Algeciras, Cádiz) entre los días 1 y 5 de diciembre, dentro de la actividad "Encuentro con los poetas".

El ambiente fue fabuloso, todos los alumnos -chavales de mi edad, o incluso mayores- escucharon con atención y entrega a un poeta que bien podría ser compañero suyo de curso. Leí una selección de poemas, entre las doce de la mañana y las tres de la tarde, que fue excelsamente escogida por el criterio de Jesús Martín Rodríguez, profesor de Lengua Castellana y Literatura, a quien ya tenía ganas de conocer después de varias c onversaciones telefónicas.

Ana López Muñoz es la vicedirectora del centro, y la profesora también de Lengua y Literatura. La conocí la noche en que se descubrió el primer número de la Revista Lacy, de estudios históricos campogibraltareños, aquí mismo en San Roque. Gracias a que Juan Gómez Macías nos presentara, y con la paciencia y la amabilidad que desde el principio recibí por parte de Ana, ha sido posible que el que cerrara las Jornadas de Lectura fuera, en vez de alguno de los poetazos que viven en el Campo de Gibraltar, nada menos que un poeta de diecisiete años.

Ana es una persona que ama la enseñanza, que sabe a la perfección promover la cultura entre los jóvenes, con ese aire suyo de naturalidad y belleza. Jesús es un ser maravilloso, que escucha a los jóvenes a cambio de unos trazos de sabiduría inconmensurables que brotan, acaso, de una mirada que se sabe -ahí reside su magnificencia- fuera de la codiciada perspectiva de la eternidad, pues está vívida la mirada en las cosas mismas.

La oferta cultural del IES "El Getares", su programa de actividades, bien puede ser tomado como modelo para los institutos de la comarca, preocupados solo de estadísticas y planes de calidad. Es una suerte que en un instituto los profesores sean auténticos agitadores culturales que dan pie a la participación y la propagación de aquello que más puede hacer contra la ignorancia y la incultura. Por eso, felicidades al centro, a los alumnos. A los estudiantes.
Fueron dos tandas de alumnos. La primera de 2º de Bachillerato y la segunda de 1º de Bachillerato y 4º de ESO, si mal no recuerdo. En cada una de ellas, salió un alumno a leer un poema mío. En la última, cerré con un poema de David González, La Autopista.
Ahora va el tópico: ha sido una experiencia muy gratificante. Lo fue. Estoy encantado de haber conocido a gente con interés en conocer. Estuve maravillado de firmar algunas fotocopias. Estuve a gusto, leyendo y explicando lo que buenamente pude.
Muchas gracias a todos. Al profesorado, a los alumnos. Y a mis amigos, que fueron a apoyarme y a cuidar de que las cosas no se pusieran feas.
Creo que fue una velada curiosa. Por lo menos.


Ahí van unas fotos, cortesía de mis colegas Pablo Niebla y Daniel Chicón, que van a comer del fútbol, estoy seguro.


En la presentación.


Durante la lectura, el móvil sobre la mesa, después de que me sonara. Era Vodafone.


Esuchando las palabras de Jesús.


Jesús, en una foto borrosa made by Chicón.


Un servidor.


La guindilla, sin parangón.

6 comentarios:

Meme,, dijo...

Ahora creo q las e puesto muy chiqitas
bueno gooldo metete en el tuenti =)

Anónimo dijo...

´Rubén, ha sido una suerte poder contar con tu presencia en el centro y poder compartir contigo algunos de tus poemas. No creas que la invitación a la merienda literaria se va a quedar en palabras, de verdad que queremos tenerte aquí. Es difícil encontrar personas como tú, con esa sensibilidad para la escritura, con esa capacidad de percibir la vida desde una perspecitiva con tanto alcance...Nada, corazón, que queremos conocerte un poquito más y seguir compartiendo contigo buenos momentos. Por supuesto, estás invitado a otras meriendads literarias y a cualquier acto que en el centro se celebre. Marta (Profesora de Lengua y Literatura del Getares).

Ismael Cabezas dijo...

Enhorabuena Rubén, compartir la poesía es uan experiencia extraordinaria. Y mi admiración hacia esos profesores de literatura que aún creen que la literatura puede salvar y que aman la poesía.

Un Abrazo, Ismael.

Rubén Pérez Trujillano dijo...

Marta, ya lo he dicho: fue un placer ir el 4 de diciembre a vuestro instituto, y será un placer también volver a veros en la merienda literaria.

E Ismael, a ti qué te voy a decir, ya te cogeré el 18.

luna dijo...

Merci.

Juanma Adamuz dijo...

Enhorabuena Ruben, espero que sigas aun con ese entusiasmo por la poesía.
Por otro lado veo que tuviste la gran suerte de compartir con Jesús tus poemas. Creeme, fué maestro mío hace 12 años en Maracena (Granada), y aun le recuerdo con gran afecto. No solo aprendía Lengua y Literatura en sus clases, tambien a ser mejor persona, puesto que en cada una de ellas, las llenaba de creatividad, bondad, y corazón. En todo este tiempo he intentado ponerme en contacto con él para ver como le va y darle mil gracias; ojalá algun día sepa que tras 12 años, un alumno suyo le recuerdo con gran afecto.