sábado, 14 de febrero de 2009

La mansedumbre de los espejos.

En los poemas de César Aldana (San Roque, 1973) se pueden rastrear las voces de T.S. Elliot, Jorge Guillén, César Vallejo o Rafael Pérez Estrada, pero lo cierto es que sobre todas prevalece el farallón solitario y puro de su voz. En la autenticidad de este colega mío, han encontrado mis poemas críticas muy fértiles.



Ya no escribe, o eso dice, pero a veces se le puede ver con una cámara fotográfica en bandolera.



Extraigo de su poemario La Mansedumbre de los Espejos el poema Derelicts.







(Fotografía de Memetubi, en la que yo salgo de modelo)



D E R E L I C T S



En mitad de la luna roja
observo qué dan de sí
mis últimas nostalgias.
Me hablabas del suicidio
como una madre a su primogénito
sobre la brevedad de la vida.
(Te vas, siempre es así...)
Los versos que muestran
la mansedumbre de los espejos,
esa maquinaria incorregible de incapacitados,
aquella necesidad abstracta de sentir amantes,
me han convertido en una vana
reminiscencia agria de excrementos.
Ha pasado un sinfín de siglos y
su cuerpo angelical corrompe toda fe,
alcoholiza las lágrimas del ciego estallido
y hace alucinógeno el amor que sentía por ti.
Veo al Hombre estafermo, lengüicorto,
como una mosca orozuz aplastada
por la anuencia del decrepitar
insoluble de un puño,
agónico en el cristal
y yo, inconsciente, bebiendo
todavía de tu copa envenenada.


CÉSAR ALDANA, La Mansedumbre de los Espejos. FMC Luis Ortega Bru, Colección Abalorios, 2002.

2 comentarios:

Meme,, dijo...

Ju q modelo mas guapo tengo :)

Meme,, dijo...

http://www.flickr.com/photos/30616072@N02/3278367395/sizes/l/

Foto de memetubi en el que una abeja sale de modelo

qeria asegurarme de q la veias :)