jueves, 11 de septiembre de 2008

Otro cualquier blog.

Por fin pongo la primera entrada del blog. Trataré diferentes temas, aunque no me arriesgo a decir sobre qué hablaré o no hablaré. No me comprometo a nada, entre otras cosas porque no tengo ante quien exponer mi compromiso. Pero sí advierto y me convenzo a mí mismo: no cultivaré mi ego. Diré las tonterías justas y necesarias.

Se habla de postmodernidad, de descreimiento político y de insaltables óbitos de ideologías. De sociedades amordazadas. Pues bien, he aquí un sujeto no postmoderno, si se quiere. Un individuo librepensante en la medida de lo posible. Y estoy seguro de que exagero. Aviso: no soy un lumbrera.

Últimamente me debato entre anteponer el individuo que soy al ser social que vengo siendo. También me pregunto, juzgo si he sabido equilibrar, como era mi pretensión, a tales bestias. Si la libertad es la "capacidad de hacer aquello que me construye como persona en el conjunto de la sociedad de personas" (Gustavo Bueno), ya veremos en lo que se convierte esto. Empezando por el blog.

Tantas veces he pensado que cualquiera tiene un blog... Es cierto: cualquiera que escribe tonterías hace un blog y se cree alguien. Por esto y otras cosas, y por mi honor, si llegara el momento, dejaré de escribir en él.

Sobre todo, porque el curso ya se asoma a la vuelta de la esquina, no escribiré con ninguna periodicidad concreta.


Pasen, la feria de abril ya está en crisis.

2 comentarios:

Meme,, dijo...

Que no eres un lumbreras dices :)
ai shiteroouuu

luna dijo...

Feliz de leerte.




Un saludo lunero.